Héctor Herrera “El Cachano”. Grupo musical Los Hipaquireños, Garagoa, Boyacá

Héctor Herrera "El Cachano"

Cantautor boyacense de música campesina. Nació el 27 abril de 1956 en Garagoa, Boyacá. Es el fundador de la agrupación musical «Los Hipaquireños». Tiene creadas, aproximadamente, 82 obras musicales, entre las que tenemos: Adiós año viejo, Tiplecito gana chicha, La ramita de mango, Cuando me querían, La brinquitos, Se van pa fiestas, Donde nací, Garagoense soy, El perdicito y yo, Fiesta en mi casa, A Chivor, y Cuando me vaya. 

Héctor Herrera “El Cachano”, nació el 27 abril de 1956 en Garagoa, Boyacá. Tiene creadas aproximadamente 82 obras musicales, entre las que tenemos: Adiós año viejo, Tiplecito gana chicha, La ramita de mango, Cuando me querían, La brinquitos, Se van pa fiestas, Donde nací, Garagoense soy, El perdicito y yo, Fiesta en mi casa, A Chivor, y Cuando me vaya.

 

En el año 1980 fundó la agrupación Los Hipaquireños. La cual está conformada, actualmente (2020), por cinco músicos: Roberto Roa, guitarra acompañante; Eduardo Vargas, guitarra marcante; Constantino Salgado, maracas; Pablo Enrique Valero, chimborrio; y Héctor Herrera, cantautor y guitarra puntera. El nombre del conjunto musical los “Hipaquireños” se debe a que ellos pertenecen a la vereda Hipaquira del municipio de Garagoa.

“Aventurando se puede” es el título de su primer trabajo musical. Esta grabación incluye catorce canciones.

El Cachano y Los Hipaquireños, han sido invitados a compartir sus experiencias musicales en varios eventos musicales y medios de comunicación, entre ellos la Radio Nacional de Colombia (2015). De igual manera, el bar francés “MatiK-MatiK” con sede en Bogotá, los ha contratado para realizar varias presentaciones, la última a finales del 2019.
Han alternado con artistas de la talla de Jorge Velosa.

«Bajo efectos de rasgadas, profundas armonías y emotiva espontaneidad, el cachano deja registrada una paleta de canciones basadas en sus vivencias personales e interpoladas con canciones del repertorio popular. A partir de pequeños riffgy con un colchón armónico digno de la carranga, sus melodías también quedan inmortalizadas en esta producción. El ganachicha o el juglar campesino testigo e interprete a su manera de cualquier género de variada geografía sonora colombiana, expresa entre coplas sabor y nostalgia toda su pasión por la música y la parranda.

En algún momento la música dejo de ser una expresión vital del hombre y se volvió negocio, algo que hacen especialistas, músicos, virtuosos, se convirtió en un producto hecho por pocos para que consuman muchos sin embargo en los últimos años gracias a los programas para edición de radio digital y a la baja en el precio de los aparatos análogos en las ciudades cada vez mas personas han recuperado el placer de hacer música sin ser músicos difundiendo lo que hacen por ejemplo, pertenezco a un grupo las malas a mistadas que desde mediados de los 90 en Bogotá interpretan sus temas y los graban de manera domestica análoga, nutriéndose de la libertad de no deberle nada al mercado; esa misma libertad se escucha en este disco de Héctor Herrera el Cachano campesino y trovador del Valle de Tenza, sus interpretaciones poseen un tono y un ligero energizante sin preocupaciones desanimando por autor, titulo, ritmo o letra, se apropia de canciones populares que alguna vez oyó transformándolas en otra cosa mientras sus composiciones originales demuestran una sensibilidad poco común en un musico autodidacta la afinación tan particular de su guitarra (similar a un tiple) la manera en que emplea solo el pulgar para hacer punteos, (golpeando accidentalmente el cuerpo de la guitarra con los demás dedos) y sobre todo el tono de su voz hacen al Cachano un ejemplo de ese saber musical vivo, (humano y cálido verdaderamente popular y a la vez totalmente individual) que hace resistencia a los productos desnaturalizados del gran negocio musical. Por eso no es un disco comercial (no es producto con un sonido acorde al gusto popular del mercado), tampoco es un disco de música folclórica (de alguna manera es urbano y pop) ni es un disco antropológico que saque a la luz una esencia pura, es un documento actual, desprejuiciado si se quiere impuro que captura la visión y el hacer de una persona que vive entre el campo y la ciudad (parte de la finca en la que vive que heredó de su padre la vendió hace meses para saldar la deuda que adquirió al trabajar, grabar y prensar un CD con su grupo, los Hipaquireños), el cachano se sale de los caminos trazados aventurándose en el monte salvaje no domesticado, de su propia individualidad, algo que todos deberíamos hacer para conocernos mejor» 
Más információn en http://tangrama.co/cachano

Tiplecito gana chicha

Garagoense soy

El Cachano y Los Hipaquireños en Matik-Matik

Héctor Herrera y Los Hipaquireños aportaron algunos temas musicales  para la realización del documental «Cocinas Tradicionales Garagoa» del Ministerio de Cultura de Colombia

 

Héctor Herrera el popular Cachano

 

Teléfono: 311 8089587
Correo electrónico: